13 jul. 2013

Lecturas recomendadas para el verano - Primer Ciclo de Secundaria

La voz de los sueños y otros cuentos prodigiosos. Edición de Hugh Lupton. Es un conjunto de relatos tradicionales, originarios de distintos continentes, muy atractivos y sugerentes. (Ver actividad)

Relatos de fantasmas. Varios autores. Historias de miedo de autores consagrados, pero no muy conocidas. (Ver actividad)

El secreto del hombre muerto . Joan Manuel Gisbert, Alfaguara. Breve e interesante. Muy fácil de leer. Recomendado para 1º y 2º de ESO.

De todo corazón. 111 poemas de amor (selec. J.M. Plaza, ilustr. Ágatha Ruiz de la Prada), SM. Una buena antología poética para la ESO.

97 formas de decir 'te quiero'. Jordi Sierra i Fabra. Bruño. Nunca falla, sobre todo en 2º y 3º de ESO.
(Ver ficha de lectura)

Los caminos del miedo. Joan Manuel Gisbert, Planeta-Oxford. Cuatro relatos con el denominador común de las obsesiones y el miedo. A partir de 2º de ESO.

'Manolito 'on the road'. Elvira Lindo, Alfaguara. Un clásico más pensado para Primaria que para Secundaria, pero que suele funcionar en algunos alumnos.

El ojo de cristal. Charlie no vendrá esta noche. Cornell Woolrich, Vicens-Vives. Dos relatos de suspense de un genio de la novela negra.

Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas. Jordi Sierra i Fabra, Bruño. Algo de compromiso humano en una historia con un misterio por resolver.

Laura Gallego:
El valle de los lobos.
La maldición del maestro.
La llamada de los muertos
. (Todos en SM).
Mezcla interesante entre Harry Potter, Tolkien, etc. Ojo, está disponible en una colección barata 'El navegante' y ahora en edición de 'lujo'. Es una serie que engancha a los amantes de la literatura fantástica.

Escrito sobre la piel. Fernando Lalana y J.M. Almárcegui, SM. Intriga criminal con investigadores adolescentes.

El cuerno de Maltea. J.A. Ramírez Lozano, Alfaguara. Una fábula moderna del despertar adolescente. Solo para lectores sensibles.

Las pelirrojas traen mala suerte. Manuel L. Alonso, Alfaguara. Clásico de jóvenes incomprendidos que abandonan el hogar.

La piel de la memoria. Jordi Sierra i Fabra, Edelvives. Relato de compromiso de un niño que escapa de la esclavitud africana. Estremecedor y bien narrado.

La última campanada. de Alfredo Gómez Cerdá, Bruño. Un chico desmotivado se pone a trabajar como ayudante de un relojero y acaba descubriendo un complot para fastidiar la Nochevieja. Sólo para interesados en detectives y relojería.

Amnesia, de Fernando Lalana, Bruño. Uno de los más interesantes que he leído. Una conspiración terrorista, un protagonista que no sabe quién es, una chica misteriosa, un tren descontrolado en el Aragón de 2020, constituyen un buen remake a la española de las películas de Bond. El ritmo trepidante y la historia, aunque a veces pierde el oremus, tiene sentido y gracia. Les gustará a los que piden aventuras.

Peter Pan de rojo escarlata, de Geraldine McCaughrean, Alfaguara. Continuación del famoso clásico de J.Barrie. Muy largo.

El cuarto de las ratas. Alfredo Gómez Cerdá, SM. Con mucha intriga y final abierto, cuenta la historia de un secuestro.

La tejedora de la muerte, de Concha López Narváez, Alfaguara. Relato de suspense con ciertas dosis de terror asumibles para los más jóvenes.

Manzanas rojas, de Luis Matilla, Anaya. Es una breve pieza teatral que tiene como protagonistas a un niño palestino y otro judío en una historia que hace reflexionar sobre valores como la paz o los derechos humanos.

El retrato de Carlota es una historia veneciana con amor y misterio, con secretos de familia y pinceladas artísticas. Interesante para 2º y 3º de ESO.

La mano de la momia, de José María Latorre (Bruño), una intriga de maldiciones egipcias con todos los ingredientes típicos del género. Es una de esas novelas de las que podemos echar mano para recomendar a lectores ocasionales que buscan misterio y aventura.

El complot de las flores, de Andrea Ferrari (SM). Una novelita bastante ligera y que puede aprovecharse para 1º o 2º de ESO. En ella se cuenta la historia de una chica que tiene que adaptarse a la vida en un pequeño pueblo de Argentina. Breve y con sentimiento.

43 crímenes para resolver, de Daniel Samoilovich (RBA bolsillo), que plantea, como indica el título, otras tantas historias en las que hay que resolver un caso policiaco a partir de distintas pistas verdaderas o falsas. Puede ser un aliciente para alumnos alérgicos a las novelas.

El diablo en el túnel. Assumpta Garcia Mas (Edebé). En las obras del metro, aparecen unos restos extraños... Es una historia que parece una puesta al día de alguna novela de Julio Verne, con misterio y con algo de utopía. El final es bastante efectista, pero aguanta el tirón de la intriga. Para 2º o 3º de ESO.

La venganza de los museilines. Francisco Díaz Valladares (Bruño). Un secuestro y una búsqueda en el desierto jordano... Me parece un poco sosa, con un desenlace apresurado y un tanto confuso. Quizá pueda interesar a los amantes de las culturas de Oriente Próximo, pero creo que le falta empuje.

El misterio de los cachorros desaparecidos. Pilar López Bernués (Bruño). Unos cachorritos aparecen y desaparecen mientras unos neonazis andan al acecho... Novela muy ligera, ideal para los de 1º de ESO.

Una casa con encanto. Cristina Macía (Edebé). Una herencia de una anciana un poco rara mantendrá enredada a una chica bastante escéptica. El atractivo de esta historia es su protagonista principal, irónica, ingeniosa, rebelde... Es un relato sin grandes pretensiones y que quizá por ello se mantiene fresco. Puede funcionar en 2º de ESO.

Ordenadores con bandera pirata. César Fernández García (Bruño). Los ordenadores del aula de informática hablan conmigo... Una historia bastante flojita que abusa de la tecnología. Sólo para alumnos de 1º de ESO a los que les guste la informática.

La soga del muerto. Blanca Álvarez (Edebé). Una joven profesora, atormentada por problemas familiares, se ve envuelta en una intriga de los laboratorios químicos... Tiene el atractivo de incluir personajes que llaman la atención: un policía honesto, un alumno rebelde pero leal, un hacker... Mantiene muy bien el ritmo de la intriga, pero, como suele ser habitual en estos casos, abusa del ingenio de sus protagonistas. Vale para 2º o 3º de ESO.

Calles frías. Robert Swindells. Editorial Bruño. Intriga criminal en torno a un asesino de vagabundos. Tiene ese ambiente callejero que suele gustarle a los chicos (como ocurre con Rebeldes de Susan E. Hinton). También muestra que la gente que vive en las calles son tan humanos como cualquiera. Buena para 2º o 3º de ESO.

Kafka y la muñeca viajera. Jordi Sierra i Fabra. Editorial Siruela. Una fábula moderna basada en una anécdota real del escritor checo. En Tres Tizas ya hablaron de ella, así que no me extiendo. Es un estilo bastante distinto del que nos tiene acostumbrados Sierra i Fabra (de ahí que le concediesen el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil). Buena lectura para lectores sensibles de 12 a 14 años.

Calvina. Carlo Frabetti. Editorial SM. Curiosa historia que juega con los límites de lo fantástico y lo metaliterario. Un texto en el que el lector tiene pocas certezas y muchas incógnitas. Una novela distinta y quizá un poco enrevesada que puede gustar a lectores de 12 a 14 años que no pierdan el hilo de las historias y que ya conozcan de oídas algunas obras literarias.

La isla de las sombras perdidas. Vicente Muñoz Puelles. Editorial Bruño. Novela de aventuras con fondo histórico-humanista. Un joven reconstruye la historia de los últimos pobladores de Tasmania. Buen ensayo antropológico novelado que gustará a aquellos lectores curiosos a los que les interesa la geografía y las civilizaciones perdidas.

El cementerio de los ingleses. J.M Mendiola. Editorial Edebé. Novela de misterio con aire barojiano. Unos jóvenes tratan de conocer las últimas horas de un inglés en las guerras carlistas. También hay detrás una misteriosa joya y un amante celoso. Un poco repetitiva en ocasiones y con un final un tanto brusco, pero engancha y es fácil de leer. Para alumnos de 13-14 años.

El secreto del caserón abandonado. Pilar López Bernués. Editorial Bruño. Amigos de vacaciones, primeros amores, casa abandonada, luces en la noche, mensajes amenazadores. Reúne los ingredientes esenciales para gustar a los alumnos de 12-13 años.

La casa del acantilado. Miren Agur Meabe. Editorial Edebé. Una novela que me ha recordado el estilo Ruiz-Zafón, con misterio y muerte, algo poco común en lo juvenil. Me ha gustado el ambiente y el estilo a la hora de narrar. Una historia de secretos de familia contada en flash-back que puede gustar a lectoras (y lectores) de 14 a 16 años.

La bruja de abril y otros cuentos. Ray Bradbury. Editorial SM.
Este es uno de los que más me han gustado, quizá porque buscaba un libro polivalente que no sea ni clásico ni juvenil, ni largo ni corto, ni banal ni sesudo. Son cuatro relatos que permiten imaginar y pensar. (Ver relatos) (Ver ficha de lectura)

Espiral, Marinella Terzi. Edelvives.
Cuenta el contraste entre una chica de buena familia y un joven marginal que se enamora de ella. Tiene cierto encanto decadente, aunque es un tanto previsible, sobre todo a la hora de abordar el mundo de las drogas.

Tened miedo mucho miedo, Jan Harold Brunvand. Debolsillo.
Recopilación de leyendas urbanas de terror, es decir, todas esas historias que se cuentan en las acampadas juveniles, en los salones de peluquería y en las pelis USA de adolescentes gritones. El libro se articula en capítulos con dos apartados: uno técnico acerca de la transmisión de cada leyenda urbana y otro que incluye los propios relatos (que es el más jugoso, por supuesto). Estremecedor y divertido a partes iguales. Ojo, hay una edición en tapa dura en dos tomos más cara.

El último trabajo del señor Luna, César Mallorquí . Edebé.
Intriga de secuestros, matones a sueldo y bandas de narcotraficantes con un chico superdotado como aprendiz de detective. Un poco exagerada, pero mantiene bien el ritmo de la acción.

Eskoria, Alfredo Gómez Cerdá. SM.
El acoso escolar visto por sus víctimas. Quizá es un tema típico, pero la historia engancha y el autor sabe dar los golpes de efecto para mantener la tensión.

El aguijón del diablo, Ricardo Alcántara. Edelvives.
Otra historia con el asunto de las drogas de por medio. Es un libro muy corto, intenso y cuyo final compensa ciertos tópicos.

Veneno y chocolate, Evelyn Brisou-Pellen. Bruño.
Para los seguidores de las novelas policiacas al estilo Agatha Christie, un crimen que debe resolverse con la ayuda de unos perros (y de sus amos). Bueno para los amantes de los animales y de los libros ligeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario